Obreros descubrieron un tesoro de 600 kilos de monedas del siglo III y principios del siglo IV
Califica esta publicación

Unos obreros encontraron el miércoles, en Tomares (Andalucía, sur de España), diecinueve ánforas romanas con 600 kilos de monedas de bronce de finales del siglo III y principios del siglo IV, que según las primeras hipótesis podrían haber estado destinadas al “pago del ejército”.

“Es un conjunto único y con poquísimos paralelismos. Desde luego en la historia del Imperio romano, del Bajo Imperio romano en España no conocemos ningún paralelismo”, dijo este jueves a los medios, Ana Navarro, directora del Museo Arqueológico de Sevilla, adonde fueron trasladadas las ánforas y las monedas.

Navarro no se atrevió a valorar el hallazgo, pero “podría ser de millones de euros seguramente”. Las monedas, que tienen inscripciones de los emperadores Maximiano y Constantino, “están en lo que en lenguaje técnico se dice ‘flor de cuño'”, lo que quiere decir que no han circulado, añadió la experta. “La gran mayoría son recién acuñadas y probablemente algunas tengan un baño de plata, no solo de bronce”, dijo Navarro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

“Hay muchísimas hipótesis” sobre estas monedas sin usar, dijo la experta, quien explicó que “puede estar en relación con pagos al ejército o con algún tipo de entidad pública de la administración del Estado”. “No podría darle un valor económico, porque el valor que realmente tiene es el histórico y ese es incalculable”, concluyó la directora del Museo Arqueológico sevillano.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El imperio Romano fue el tercer periodo de civilización romana en la Antigüedad clásica, posterior a la República romana y caracterizada por una forma de gobierno autocrática. El nacimiento del Imperio viene precedido por la expansión de su capital,Roma, que extendió su control en torno al mar Mediterráneo. Bajo la etapa imperial los dominios de Roma siguieron aumentando hasta llegar a su máxima extensión durante el reinado de Trajano, momento en que abarcaba desde el océano Atlántico al oeste hasta las orillas del mar Caspio, el mar Rojo y el golfo Pérsico al este, y desde el desierto del Sahara al sur hasta las tierras boscosas a orillas de los ríos Rin y Danubio y la frontera con Caledonia al norte. Su superficie máxima estimada sería de unos 6,5 millones de km

El término es la traducción de la expresión latina «Imperium Romanum», que significa literalmente «El dominio de los romanos». Polibio fue uno de los primeros hombres en documentar la expansión de Roma aún como República. Durante los casi tres siglos anteriores al gobierno del primer emperador, César Augusto, Roma había adquirido mediante numerosos conflictos bélicos grandes extensiones de territorio que fueron divididos en provincias gobernadas directamente por propretores y procónsules, elegidos anualmente por sorteo entre los senadores que habían sido pretores o cónsules el año anterior.

Cortesía de infobae.com

Déjanos un comentario