No existiríamos si no fuera por este accidente que ocurrió hace 600 millones de años
Califica esta publicación

Millones de años atrás, un accidente genético al azar permitió que toda la vida multicelular moderna evolucionara. Un pequeño cambio era todo lo que se necesitaba para dar el salto de la vida unicelular, como las bacterias, a toda la vida multicelular, incluyendo los seres humanos, asegura un estudio publicado en la revista eLIFE.

Los hallazgos no sólo explican un capítulo fundamental de la evolución, sino que también ofrecen pistas tentadoras sobre lo que va mal cuando las células cancerígenas dejan de funcionar y vuelven actuar como organismos unicelulares, aseguran los investigadores.

Un único truco genético

El ADN codifica las proteínas y las moléculas que llevan a cabo todos los trabajos vitales en las células vivas. Las mutaciones son cambios aleatorios que ocurren en el ADN cuando una célula se divide. Aunque la mayoría de las mutaciones son fatales para el organismo, de vez en cuando se puede introducir una nueva pieza de la maquinaria celular que puede hacer algo increíble.

En este caso, una mutación permitió que las criaturas unicelulares formaran un complejo entre sí, lo que dio lugar a la vida multicelular.

Nuestro trabajo sugiere que las nuevas funciones de la proteína pueden evolucionar con un muy pequeño número de mutaciones, en este caso, sólo se requería una“. Afirmó Ken Prehoda,científico de la Universidad de Oregon.

El origen de todos los animales generado por el accidente

Para descubrir esta mutación, Prehoda y sus colegas estudiaron a un grupo de criaturas similares a esponjas microscópicas llamadas coanoflagelados, que son los organismos más cercanos a los animales unicelulares. Estas diminutas criaturas marinas tienen una cola o flagelo, para nadar alrededor, y pueden vivir por su cuenta, así como también en grandes colonias.

Los investigadores utilizaron una técnica llamada reconstrucción de proteína ancestral que los hizo ir atrás en el tiempo para rastrear los cambios genéticos que llevaron a que estas criaturas unicelulares evolucionaran una proteína que es fundamental para la vida multicelular.

Científicos encontraron que una mutación en el gen que codifica la cola del animal le permitió alinearse con otras células como parte de una colonia. Este parece haber sido el paso crucial que permitió a los organismos unicelulares a evolucionar en especies multicelulares. Una versión de esta mutación puede encontrarse ahora en todos los animales, de acuerdo con los investigadores.

Cortesía de muyinteresante.mx

Déjanos un comentario