Histórico Bolt: también reina en el 4×100 y logra su noveno oro
Califica esta publicación

El jamaicano arrasa en los relevos con un tiempo de 37:27 junto a Powell, Blake y Ashmeade, hace triplete en Río tras vencer en 100 y 200 metros y repite las gestas de Pekín y Londres.

En el Olimpo del atletismo con nueve medallas de oro están El Hijo del Viento Carl Lewis, el Finlandés Volador Paavo Nurmi… y desde este sábado 20 de agosto El Relámpago Bolt. Usain ganó con Jamaica el relevo 4×100 y rubricó el triplete de títulos de la velocidad (100-200 y 4×100) por terceros Juegos consecutivos (Pekín, Londres y Río). Triple hat-trick. Una gesta que sí es única y le deja una habitación en lo más alto separada de la de Carl Lewis, con una plata más que Bolt, pero que apoyaba sus logros en su magnífico salto de longitud. Usain sólo conoce la carrera de velocidad… y el oro.

Usain Bolt gana el 4×100

Bolt aseguró que el 4×100 de anoche será su última prueba en unos Juegos y la disfrutó al máximo. “Va a haber una gran fiesta”, avisó. Y la dio. Bolt saltó al tartán azul acompañado de Asafa Powell, ese chico mustio que intenta ser feliz, de Yohan Blake, arrepentido de haber sido apodado en su día La Bestia, y de Nickel Ashmeade, un compacto y rocoso corredor de curvas.

Con esos ingredientes, y muchas dosis de buen flow y reggae jamaicano la mezcla parecía imposible de batir. Y así fue. Además, EE UU no tenía moral, ni piernas para ganarles. Gatlin estaba desmoralizado por su eliminación en 200, Bromell tocado del tendón, Gay de vuelta… Y Jamaica llegaba pletórica. Había que meter al Relámpago Bolt en el Olimpo.

Sonó el disparo y la primera posta fue de Asafa Powell encarado con Rodgers. Igualdad. Blake contra Gatlin. Otro empate. Ashmeade fue más hábil en la curva que Gay y entregó a Bolt, que sorprendentemente no recogió primero. Le había robado el privilegio el sorprendente mestizo nipón Aska Cambridge. Pero Usain pronto lo rebasó y remató el oro a placer (37.27). Japón (37.60) robó la plata en la pista a la apagada Estados Unidos, bronce y posteriormente descalificada. El tercer puesto sería para la Canadá (37.64) de De Grasse (con tres medallas en Río), al que Bolt ha designado su sucesor. La velocidad les ha unido.

9 oros olímpicos de Bolt

Pero Bolt no vivió sus últimos momentos en una pista olímpica junto a él, la celebración, la fiesta definitiva del Relámpago fue con el Team Jamaica. Bolt cantaba, Blake bailaba, Asafa acompañaba. Ashmeade ponía la sobriedad. El relevo es la prueba que cierra siempre la velocidad en los campeonatos y Bolt la llevó su terreno, al de la alegría. Tras Río promete que no volverá en unos Juegos. Será añorado por Jamaica, por el atletismo, por el deporte, por el mundo…Tres récords mundiales, nueve oros olímpicos y la alegría por bandera. Es el Relámpago Bolt. Un tipo único.

 

 

Vía: AS

Déjanos un comentario