¿El Miss Venezuela en crisis?
Califica esta publicación

Ricardo Di Salvatore, Vicente Alvarado y Erik Simonato siguen al calco el guión esculpido Joaquín Riviera frente a la producción general del Miss Venezuela. Un openning con una coreografía vibrante con las 25 participantes; los infaltables desfiles en traje de baño y de gala; un poderoso número central, y animadores de lujo como Mariángel Ruiz y Leonardo Villalobos, con la participación especial de Maite Delgado y María Gabriela Isler.

Aún así, “El Pollo” Simonato destaca que en el ensayo general del certamen, los herederos del “mago de la televisión” fueron mucho más allá de los ocho minutos que Riviera dejaba ver a la prensa. “Nosotros hicimos algo distinto porque durante muchísimo tiempo él manejó el secreto del espectáculo con los periodistas.

‘Les enseño hasta aquí, gracias por venir y buenas tardes’, decía”. Ese cambio en la línea permitió que los medios pudieran ver cómo comenzará el show que encabezarán Yuvanna Montalvo y Maira Alexandra Rodríguez; y las interacciones de Benavides y Caibo con las misses durante el desfile en traje de baño. No así el número de música criolla en el que participarán Luis Silva, el arpista Jhonny Jiménez, las Danzas Nacionalistas del Zulia, el grupo Guaridance y la periodista Ana Alicia Alba. No obstante, Simonato se adelanta a los duros comentarios que lloverán en las redes sociales el jueves en la noche.

“La época de la bonanza o de las vacas gordas en este país se acabó. Ojalá pudiera volver a revivir, ojalá pudiésemos hacerlo otra vez en el Palacio de los Eventos de Maracaibo, ojalá pudiésemos hacerlo en el Poliedro de Caracas y ojalá pudiéramos montar elefantes y montar caballos y montar leones y tigres arriba de un escenario, pero mientras la situación del país no nos lo permita, la gente tiene que ser muchísimo más realista y no ser tan dura con la crítica porque todo el mundo va al mercado y todo el mundo sabe cuál es la situación y los espectáculos no están aparte de eso”, sentenció el productor. Osmel Sousa, presidente de la Organización Miss Venezuela, no le presta atención a las habladurías sobre que ya eligió a una ganadora.

“Tú sabes que cuando llega la elección, la gente empieza a decir cualquier cantidad de barrabasadas sobre mí. En realidad, cualquiera que gane, yo la preparo igual para el Miss Universo. No hay ningún problema con eso”.

Cortesía de eluniversal.com

Déjanos un comentario