Diseñan piel electrónica para que los robots puedan sentir
Califica esta publicación

Dotar a los robots y las prótesis de sentido del tactotendría aplicaciones interesantes y, por eso, se ha convertido en un objetivo muy perseguido por los científicos.

Ya hemos visto varios prototipos de piel electrónica sensible con diferentes composiciones y materiales, aunque todavía se encuentran en fases iniciales de desarrollo. De momento, los principales obstáculos que se han encontrado los ingenieros son el elevado consumo de energía y el coste necesario para fabricarla.

Ahora, un grupo de investigadores chinos asegura que ha creado una piel artificial inteligente mucho más barata que otros ejemplos existentes. Además, también cuenta con la ventaja de que es capaz de capturar energía mecánica para obtener corriente a partir del movimiento.

La piel inteligente está compuesta de películas ultrafinas de plástico que integran electrodos de nanocables de plata. La cantidad de los electrodos varía en función de la sensibilidad deseada, y en los experimentos crearon versiones de sólo 4 electrodos y otras que incluían hasta 36. De acuerdo a los resultados de la investigación, la versión de 4 electrodos alcanza una resolución táctil de 1,9 mm

Piel artificial electrónica
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
© Proporcionado por Computer Hoy Piel artificial electrónica

Las pruebas han demostrado que se trata de una piel electrónica altamente sensible. Tanto es así, que puede percibir el vuelo de una abeja próximo al dispositivo.

Por otra parte, uno de los elementos que componen la piel puede obtener energía mecánica a través del efecto triboeléctrico. Por ejemplo a partir del movimiento de los dedos de la prótesis de una mano, para convertirla en corriente eléctrica. Esta propiedad permite prescindir de una fuente de alimentación externa, por lo que no es necesario utilizar cables ni baterías.

También han podido observar que tiene una gran estabilidad eléctrica. Después de haber sido sometida a más de 30.000 ciclos ha demostrando que mantiene el mismo nivel de salida.

Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero el equipo confía en que su piel electrónica sensible de bajo costo podrá dotar de sentido del tacto a los robots y las prótesis en un futuro cercano.

Cortesía de msn.com

Déjanos un comentario