¿Cómo funcionan los espejos?
Califica esta publicación

Vivimos en un mundo que está rodeado de espejos, la mayoría de la gente los utiliza a diario, por lo que a menudo los damos por sentado. Pero, ¿qué es lo que sucede exactamente cuando miras uno?

Básicamente, un espejo está conformado por una pieza brillante de un metal extremadamente suave, que se mantiene en su lugar con un frente de cristal y una delgada capa delgada de respaldo (usualmente de aluminio). Una clave para entender el funcionamiento de un espejo es cómo la física de la luz se comporta en el Universo: las mismas leyes que hacen que un plátano se vea amarillo o una hoja de papel blanca.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El color de algo esta definido por qué colores del espectro visible absorbe o refleja un objeto.  El antes mencionado plátano, por ejemplo, absorbe todos los colores a excepción del amarillo – entonces la luz amarilla regresa a nuestros ojos. Por otro lado, los objetos blancos reflejan todos los colores del espectro visible y, por lo tanto, parecen no tener color. (¿Todos vemos los mismos colores?)

Los metales dentro de los espejos realizan el mismo truco, reflejando todos los colores del espectro visible, pero la diferencia es que son ultra suaves en un nivel microscópico. Aunque un papel puede parecerte suave, no se acerca en los más mínimo al nivel de suavidad que tiene un espejo, y es así como la imagen que ves se forma: toda la luz esta rebotando directamente de vuelta a la dirección de la que vino.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Anna Green para Mental Floss utiliza la analogía de varias pelotas de tenis que son aventadas contra una pared, que usualmente rebotarían de vuelta en la misma dirección de la que vinieron. Pero si intentas lo mismo contra una pared rocosa las pelotas rebotarán en todas direcciones. Entonces imagina que el espejo de metal y vidrio es la pared y las pelotas son los haces de luz que golpean tus ojos.

Y sí te estás preguntando si los espejos voltean la imagen que ven, bueno… en realidad no lo hacen. Somos nosotros los que volteamos la imagen al vernos al espejo, el cual lo único que hace es reflejar la imagen exacta que es colocada frente a éste.

Cortesía de muyinteresante.mx

Déjanos un comentario