Científicos chinos obtienen embriones humanos resistentes al sida
Califica esta publicación

Un equipo de científicos de la Universidad Médica de Cantón ha anunciado que ha conseguido modificar genéticamente embriones humanos para hacerlos resistentes al virus del sida.

Esta investigación ha sido publicada en el último número del “Journal on Assisted Reproduction and Genetics” y en ella se informa también que todos los embriones fueron destruidos a los tres días.

Es la segunda vez que científicos chinos usan un nuevo y mejorado sistema de edición de genes para modificar embriones humanos, un procedimiento todavía polémico entre la comunidad científica mundial, porque si estos embriones se implantan en el útero de una mujer podrían nacer “bebés a la carta”.

Errores

Sin embargo, este proyecto también ha arrojado importantes “errores”, porque han utilizado 26 embriones humanos, pero sólo han logrado que cuatro de ellos desarrollaran inmunidad frente al VIH, mientras que el resto mostraron mutaciones “no planeadas”.

La modificación se realizó mediante una nueva técnica llamada CRISPR-Cas9, y, de confirmarse, sería el principal avance hasta ahora realizado con esta tecnología que permite realizar modificaciones genéticas más precisas.

Polémica

Es la segunda vez que un grupo de científicos chinos provocan una fuerte controversia por sus experimentos de modificación genética en embriones humanos. En abril del año pasado otro equipo de la Universidad Zhongshan, también en China, anunció que había podido manipular por primera vez genomas de estos embriones.

También entonces se utilizó el método CRISPR-Cas9, con embriones obtenidos de una clínica de fertilidad.

El VIH/sida es un espectro de enfermedades causadas por la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Tras la infección inicial, una persona puede notar ningún síntoma o puede experimentar un periodo breve de cuadro tipo influenza. Típicamente, le sigue un periodo prolongado sin síntomas. A medida que la infección progresa, interfiere más con el sistema inmunitario, aumentando el riesgo de infecciones comunes como la tuberculosis, además de otras infecciones oportunistas y tumores que raramente afectan a las personas con un sistema inmunitario indemme. Estos síntomas tardíos de infección se conocen comosida,7 etapa que a menudo también está asociada con pérdida de peso.

El VIH se contagia principalmente por sexo desprotegido (incluido sexo anal y oral), transfusiones de sangre contaminada, agujas hipodérmicas y de la madre al niño durante el embarazo, parto o lactancia. Algunos fluidos corporales, como la saliva y las lágrimas, no transmiten el VIH. Entre los métodos de prevención se encuentran el sexo seguro, los programas de intercambio de agujas, el tratamiento a los infectados y la circuncisión. La infección del bebe a menudo puede prevenirse al dar medicación antirretroviral tanto a la madre como el niño. No hay ninguna cura o vacuna; no obstante, el tratamiento antirretroviral puede retrasar el curso de la enfermedad y puede llevar a una expectativa de vida cercana a la normal. Se recomienda iniciar el tratamiento apenas se haga el diagnóstico.11 Sin tratamiento, el tiempo de sobrevida promedio después de la infección es 11 años.

Déjanos un comentario